Publicar en papel vs. autopublicarse en electrónico.

Soy de esas lectoras que cree fervientemente que el libro impreso, al igual que el disco de vinyl, nunca pasarán de moda. Una de las cosas que más disfruto es admirar mi biblioteca leyendo a la par mi última adquisición, pero no voy a negar que también soy la honorable dueña de un lector electrónico de libros, tampoco negaré que he llegado a creer que es el mejor invento después del fuego y la escritura. Este pequeño aparatito me permite llevar El señor de los anillos, La fenomenología del espíritu de mi querido Hegel, Ana Karenina, la última edición de la RAE y otros 400 libros más sin sobrepasar los 200 gramos de peso.

Pareciera que el libro electrónico es la nueva panacea, pero a los lectores de la vieja escuela, lista en la cual me incluyo, no termina de convencer.

En días pasados se acercó a la editorial un autor con intenciones de publicar su libro en papel con nosotros, dicho libro es número uno de ventas en Amazon, y por eso me surgió la pregunta “¿Por qué publicar un libro impreso en estos días?”.

Para responder a esta cuestión me propuse hacer una serie de listas con las ventajas y desventajas de cada formato desde dos puntos de vista: el del lector y el escritor. Recordemos que el escritor se debe al lector, el acto de escribir termina con el acto de ser leído ¿cierto?

Libro electrónico:

Ventajas para el lector:

 

·         Portabilidad. Es innegable que cualquier lector de libros electrónico (los hay incluso flexibles) puede transportarse en cualquier bolso sin problema alguno. Además, caben cientos de libros en un solo dispositivo.

·         Comodidad. Eso depende del tipo de dispositivo en el que se lea el libro. No es lo mismo leer en una tableta que en un aparato creado específicamente para la lectura.

·         Costo. En general los libros electrónicos son más baratos.

·         Inmediatez. Puedes navegar en Amazon, dar clic al carrito de compra y descargar el libro directo a tu Kindle.

Ventajas para el escritor.

 

·         Es gratis: Aunque esto debería venir entrecomillado. El tiempo y esfuerzos invertidos también se traducen a dinero.

·         Autopublicar en digital da al escritor mejor margen de ganancias. Me gustaría entrecomillar también esta sentencia, publicar no es traducible a ventas.

Desventajas para el lector:

 

·         Batería. ¿Se acabó la batería a la mitad del Quijote?

·         No hay nada como sentir el peso en tus manos, la edición, los materiales y el aroma del libro en tus fosas nasales.

·         La experiencia de lectura puede verse obstruida por las distintas notificaciones de tu dispositivo.

·         Necesitas contar con una tarjeta de crédito para poder comprar libros electrónicos.

·         Se pierde la capacidad de ir al índice o de saltar de un capítulo a otro. En el caso de leer poesía o cuento el problema llega a ser molesto.

·         Upgrade: Necesitarás cambiar tu dispositivo cada cierto tiempo. El libro digital no tiene un formato estandarizado, por lo tanto, puede no ser compatible con tu dispositivo.

·         El libro electrónico requiere de un aprendizaje inicial para ser utilizado.

 

Desventajas para el escritor:

 

·         Distribución y puntos de venta. Solo se vende en un punto de venta.

·         Publicar no es equivalente a vender. Necesitas acercar el libro a las manos del lector. Vender un libro que está colocado en librerías y la vista del público es difícil, y este problema es exponencial para un libro que se encuentra “perdido” en la World Wide Web.

·         Cualquiera puede ser escritor auto publicado. Destacar es mucho más difícil.

·         No somos renacentistas, en nuestros días pocas personas son realmente multidisciplinarias. Si quieres hacerlo bien deberás pagar a otros para lograrlo. Un buen formato, un buen diseño de portada y un texto corregido son cosas que se agradecen. Los lectores no son compasivos ante los detalles poco cuidados, en algunos libros el resultado amateur es evidente con solo ver la portada ¿Cuál crees que será el sentimiento del lector al adquirir un libro claramente amateur?

·         Necesitas que tu público meta conviva con el medio de publicación: Las cifras nos dicen que solo el 44% de la población en México es usuaria de Internet. El 74% de los cibernautas son menores a los 35 años ¿Cuál es el público al que quieres llegar? Menos del 4% de los lectores son usuarios de libro electrónico.

·         Tu libro se vuelve más susceptible a la piratería.

 

Libro impreso:

Ventajas para el lector:

 

·         Tres palabras. Experiencia de lectura.

·         El libro físico perdura. Nunca se borrará ni se perderá si te roban tu lector electrónico. Aunque no está exento, recordemos el caso de la biblioteca de Alejandría.

·         Es un objeto físico independiente.

·         Arte hecho objeto. ¿Quién no ha deseado un ejemplar de Alicia en el país de las maravillas ilustrado por Dalí?

·         Puedes conseguir un ejemplar en miles de librerías.

·         ¿Quién no ha prestado o leído un libro prestado?

·         Libro firmado por el escritor.

·         Es un regalo que nunca pasará de moda.

Ventajas para el escritor:

 

·         El libro físico nunca se borrará.

·         Diseño de portada.

·         Diseño de interiores.

·         El libro impreso llega a más partes. El libro en papel se vende hasta en las esquinas, hay comunidades alejadas que no podrían tener acceso a la educación de no ser por el libro impreso.

·         El libro impreso no es inmune a la piratería, pero su formato dificulta esta posibilidad.

·         Es de lo más satisfactorio ver nuestro libro en los estantes de las librerías.

Desventajas para el lector:

 

·         Todo objeto ocupa un lugar en el espacio. El espacio es un lujo hoy en día.

·         Costo. También va entrecomillado, nunca he dudado en ahorrarme un peso por una edición que vale la pena.

Desventajas para el escritor:

 

·         Inversión. Aunque esto también lo entrecomillaré, la inversión puede recuperarse si procedemos adecuadamente.

 

El libro electrónico me convence de muchas maneras, pero ha sido incapaz de suplir al libro impreso. Poner un separador, maltratar el libro doblando sus páginas, rayarlo, hacer notas al pie y una larga lista de etcéteras son cosas que no se pueden hacer en electrónico… No me imagino leyendo Historia sin fin o Rayuela en electrónico, el formato no lo permite.