El diálogo fue una tarea dura, ¿no? ¡Pero también divertida!

Otro aspecto que es importante para dar cuerpo a tu historia es, por supuesto, el entorno. El entorno es casi un personaje propio, con su propio tono y su propia voz. También es ago bastante gratificante a la hora de escribir. Un par de pinceladas, unos cuantos detalles, y los lectores ven un paisaje entero frente a ellos.

El entorno

Elige el entorno que mejor conozcas para tu primer escenario. Si sólo has estado en un lugar durante un par de semanas en las vacaciones, ¡no lo elijas como entorno para tu novela negra! Esto es porque no importa cuanto hayas leído o hecho búsquedas sobre él, no sabrás todos los aspectos básicos de este entorno. En el que tú vives, creciste, pasaste mucho tiempo, ahí es donde tú sientes la atmósfera y conoces la mentalidad de la gente y cómo hablan y piensan.

El clima es un factor poderoso en la creación d la atmósfera. ¡Úsalo! La lluvia continua y la atmósfera gris pueden transmitir un pesado y lúgubre humor, y así sucesivamente.

  • Deja a tu personaje principal inclinar su cabeza desesperado y sentir la lluvia caer sobra su cara como lágrimas; deja al sol pegar implacablemente en alguien desnudo cavando una tumba en el bosque.
  • Usa cada uno de los cinco sentidos en tus descripciones. No sólo dejes a los lectores ver, déjalos oler, oír, sentir y tocar. Por ejemplo: “El aire trajo consigo un sabor metálico a su lengua y sus fosas nasales se cubrieron de hollín con un olor extraño”.
  • Describe en vez de contar a los lectores. En lugar de decir que está lloviendo, escribe algo como: “Enormes gotas de agua hinchadas golpeaban contra el limpiaparabrisas, haciéndolo todo más opaco”. Describe cómo las ropas se pegan a los cuerpos sudorosos en vez de escribir que “es un día de mucho calor”.
  • Da a los lectores información sobre el lugar más allá de lo puramente escénico: cada localización tiene su propia historia, economía, demografía, leyendas y cosas por el estilo.

Ejercicio:

Una mujer vuelve al lugar donde pasó su niñez por primera vez en veinte años (es el mismo lugar donde tú creciste). Describe el entorno y sus sentimintos con una extensión mínima de dos cuartillas.

Läckberg, Camila, La escuela del crimen: Océano.