Eso es exactamente lo que es: un oficio.

¿Te gustaría escribir una novela negra? No es una fórmula mágica o una habilidad innata con la que se nace. Por supuesto, necesitas algunas habilidades básicas de escritura, pero escribir una novela negra realmente es un oficio que puede aprenderse utilizando las herramientas adecuadas y dedicándole horas de trabajo arduo.

Recuerda que lo principal sólo es ¡sentarse y empezar a escribir!

¿Cómo construir una trama?

Merece la pena empezar por preguntarse: ¿Qué es una novela negra? Hay varias reglas no escritas para ayudarte a pensar:

  1. Todas las pistas descubiertas por el detective deben estar al alcance del lector.
  2. El asesino debe aparecer en las primeras páginas de la historia.
  3. El crimen debe ser serio. Nadie quiere leer una novela policiaca sobre el vecino que roba tulipanes.
  4. La solución debe poder deducirse a medida que avanza la lectura, en vez de tropezarse con ella al final del libro.
  5. Debe haber un número conocido de sospechosos, y el asesino ha de ser uno de ellos.

Por supuesto, no es de ley que se deban seguir estas reglas, aunque la mayoría de ellas está para evitar que los escritores estafen a los lectores, digamos, plantando a una persona al final de la historia que resulta ser el asesino.

Una cosa que siempre deber tener,sin embargo, es una trama decente, y crearla es el primer paso para escribir una buena historia policiaca.

Un escritor más experimentado posiblemente sea capaz de sentarse y empezar a escribir enseguida usando una trama en su cabeza, pero para un novato puede ser útil escribir primero una sinopsis.

Una sinopsis debería contener cuatro elementos importantes: asesinato, motivo, medios y momentos de oportunidad. Asegúrate de que tienes una clara idea de quién es el asesino, por qué él o ella cometió el crimen, y cómo y dónde ocurrió. Una vez que tengas esto claro, puedes hacer un borrador de la sinopsis con un hilo conductor definido. Y cuando tengas estos factores clasificados en tu cabeza, también es más fácil lanzar a los lectores algunas pistas falsas para desviar la atención.

Ejercicio:

Escribe tres escenarios diferentes basándote en los cuatro puntos primordiales. Ejemplo:

Asesino: esposa. Mujer de mediana edad con gusto por la buena vida.

Motivo: el dinero; su marido se ha buscado una amante y quiere casarse otra vez, lo cual habría dejado a su mujer sin acceso a sus bienes.

Medios: arsénico. Ella envenenó su comida.

Momentos de oportunidad: repetidas ocasiones durante más de medio año.

Intenta pensar en tantos asesinatos, motivos, intenciones y momentos de oportunidad como puedas. ¡Deja volar tu imaginación!

Ejercicio: 

Lee una novlea negra de tu elección y condénsala en dos páginas de sinopsis. Es mejor para ti si eliges un libro que hayas leído antes para hacerlos de forma más objetiva esta vez. Piensa en “la estructura” todo el tiempo que lo estés leyendo, e intenta descubrir el hilo conductor a lo largo de la historia. Es lo que debes tener en tu sinopsis. Asegúrate de que tienes los cuatro puntos importantes.

Läckberg, Camila, La escuela del crimen: Océano.